domingo, 22 de abril de 2018

Mi nadie

Tú has sido el último error que he cometido
sí, creo que hay algunas cosas buenas que me has dado
otras que me han dado que pensar
que pensar mucho y con pesar sobre mí misma
también diría que eres Nadie
un nadie del montón que ni siquiera era lo que parecía
un nadie igual que los otros nadies
que juegan a ser dueños de las cosas
que juegan contigo y acaban
que juegan a ser y acaban

siendo esos nadies a los que nadie quiere decirles
que no son lo que parecen
que no son tan importantes
que es tan decepcionante descubrir
lo sumamente débiles que son
qué poco bien
qué poco han hecho
y qué mal sabor de boca te ha dejado
abrirte a ser frente a un cobarde
dejar entrar en ti a un nadie inútil
que no ha sabido cómo ni ha querido
que ha sido lo más sucio y egoísta que hayas sentido en mucho tiempo
que te das más lástima que asco

que una prefiere marcharse lo antes posible
cubrirse con la capa de las lamentaciones, 
frotarse con la responsabilidad, por no decir la culpa,
Y no explicarles qué poco han aportado,
lo mal que follan, para ser incluso más precisos,
(Se te quitan las ganas de follar por unos meses
cuando te acuestas con uno de estos, un sinsangre), 
te acusas de permitir entrar a un cualquier nadie 
en la cámara más preciosa de tu más exquisito templo, 
y su paso por tu cuerpo es tan solo vacuo y carente, falto de sentido…

que hasta prefieres mentirle
si es que hablamos de este nadie ya en concreto
para no hacer polvo
a un pequeño ser que es invisible
que probablemente supo que era un nadie desde niño
que seguramente nadie vio
al que nadie enseñó a ponerse los pantalones
ni en los ajenos ni los propios como Alguien
al que nadie nunca quiso
ayudar a crecer o a ser mejor persona
regalándole el castigo o la verdad
para que no se le rompiese en mil pedazos

en realidad, siento una lástima infinita,
¿y si, quizás, hubiese sido yo…? 
yo no lo sé
tal vez soy nadie
tal vez yo soy igual que Nadie
tal vez no soy lo que parezco,
por eso me odio y me miento tanto
no me respeto.
tal vez por eso yo soy el error
que cometo tantas veces
que me anida sus garras en el pecho

yo soy mi nadie reflejada en un espejo

ese muro de carne contra el que me golpeo

ese grito de sangre que no quiero encarar de frente

Mis dos manos

Mis dos manos
ahuecaron
canas
teñidas de amor
y
un pecho amputado

pude estar en un lugar
-que es mío-
y, al tiempo,
no haberme movido
de casa

siempre
me desplazaba
           
/cuando la penumbra
            era ese escondite
            en el que apagarse
            para no ser vista/

y no quedaban
ni respiración

ni carne

Lo sabe

En el fondo
mi alma lo sabe
lo sabía y lo sabe

converso
siento mi cuerpo
siento la energía
inundando mi cuerpo

escucho música

decir lo que pienso
me produce
estar en calma

no puedo olvidarme de mí
para mí
por eso hago
esto ahora
hoy las cosas
estuvieron recolocándose

y lo sentí
no pude evitarlo

esa energía
me habita
me acompaña

yo quiero estar en la vida
abrazar su belleza
caminar hacia la inocencia
encontrar lo que busco:


                  lo que verdaderamente busco